Superpapis de Corazón

Superpapis de Corazón

martes, 12 de junio de 2018

Empieza el verano... Y las oposiciones

Hola amig@s
Por fin he podido publicar después de 2 meses. Como ya digo en el título de este post, empieza el verano, y con él se acercan mis temidos exámenes de oposiciones. :-(
Eso significa que durante este mes y el siguiente voy a tener que estar desconectada del blog.
¡Espero que nos echéis de menos! Jejeje.
Pero prometo que en agosto volveremos a la carga con más historias que contar del duendecillo y de nuestro mundo.

¡Feliz verano y hasta la vista!

Sobre los cólicos y otros misterios

Hacia los dos meses de edad más o menos, nuestro duendecillo empezó a sufrir de rampazos y dolores que le hacían llorar durante horas, mientras nosotros no sabíamos qué hacer.
Al principio pensamos que era la reacción a las primeras vacunas que le habían puesto en la revisión de los dos meses. Pero después de una semana pasando tardes interminables con el duendecillo en brazos, paseando por casa, por la calle, porteándolo en la mochila, paseándolo en el coche, el carrito… Todo eso después de haber comprobado que no tenía hambre, sueño, frío, calor, y los pañales estaban sequitos. Entonces decidimos llevarlo al pediatra.
La doctora lo pesó, lo examinó concienzudamente y me hizo una serie de preguntas, de manera que la conclusión inicial fue que eran cólicos del lactante. Suelen tenerlo todos los bebés (o al menos la mayoría) porque su estómago es inmaduro y se está acostumbrando a digerir la leche (indistintamente de que sea leche materna o leche de fórmula).
Aún así, ella misma me propuso hacerle un análisis de orina para descartar algún tipo de infección.

Hemos de decir que estamos realmente agradecidos a la doctora por sus atenciones y su interés demostrado en ayudarnos con el peque, ya que sabemos que otros profesionales de la medicina habrían zanjado mucho antes el tema.

La cuestión es que realizamos el análisis de orina. Lo pasé muy mal a la hora de ponerle y quitarle al peque la bolsita donde se recoge la orina (para quien no lo sepa, es una bolsita de plástico que se pega a los testículos en el caso de los niños, de manera que el pene queda dentro y no se escapa el pis). Salió negativo. Una preocupación menos.
Pero aunque el resultado nos dio un poco más de tranquilidad, no nos quitó el sufrimiento diario de ver a nuestro duendecillo llorando sin consuelo durante varias horas. Y más aún cuando no sabes qué hacer o qué darle para que se sienta mejor.

Por otra parte, Superpapi y yo lo comentábamos con otros padres, con el farmacéutico, etc., y todos nos decían: “Sí, los cólicos los tienen todos los niños… los míos no los tuvieron”, o “los míos sólo sufrieron de cólicos un par de días, pero hay niños que los sufren durante varios meses”. Con estos comentarios nos sentíamos más frustrados todavía. Sentíamos que nuestro bebé era el único que sufría como no lo había hecho nadie (aunque en realidad somos conscientes de que hay niños que sufren mucho más).

Un día, un compañero de trabajo de Superpapi le recomendó que leyéramos libros del doctor Carlos González, así que en cuanto tuve ocasión compré uno de esos libros. Me fui directa al capítulo que habla de los cólicos. Cuál fue mi sorpresa cuando afirma que en realidad dichos cólicos no tienen una explicación unánime, y que la única solución que considera él factible es coger al niño en brazos (después de comprobar todo lo que he dicho antes: hambre, frío, pañal…).
 He de añadir que me gustó tanto el libro  que me he vuelto fan de este doctor.



Otro día, hablando con una enfermera, me dijo: “Yo lo llamo la ‘hora bruja’”, y en realidad parece que es el reflejo del estrés que sufre el niño al terminar el día, por todos los estímulos que le llegan, y por tener que adaptarse a la vida fuera del útero.
La verdad es que esta teoría tiene bastante sentido, ya que si pensamos en todo lo que ha tenido que vivir el duendecillo desde que salió por el canal del parto, he de decir que es un auténtico luchador. Y es que nuestro duendecillo lleva luchando desde antes incluso de nacer (tuve amenaza de parto prematuro en la semana 26, cosa que ya contaré).
En concreto, durante sus primeras 24 horas le daban un pinchazo en el talón cada tres horas para asegurarse de que no le daba una hipoglucemia (en el tercer trimestre tuve diabetes gestacional). También tuvo que aprender a mamar debido a que nació prematuro y aún no había desarrollado el reflejo de succión. Además, estuvo en la incubadora durante varios días porque tenía la bilirrubina alta, poniéndose moreno con los rayos UVA, jeje ;-), y de nuevo ayudándole para que se cogiera al pecho correctamente.
Así que sí, puede que tuviera algo de estrés, pero también estamos seguros de que sentía dolor, porque el renacuajo se retorcía, se enrollaba, encogía las piernas, y a menudo le costaba dormir.

La doctora también nos informó de que en el mercado existen miles de productos para los cólicos, pero que no nos podía asegurar que fueran a funcionar. De hecho, nos recomendó unas gotas para el estómago, que parecía que le ayudaban a su inmaduro estómago, es decir, nos pareció que sí que funcionaba, aunque no hay nada que nos lo pudiera asegurar.
Pasadas unas semanas, cuando parecía que iba un poco mejor, y las horas de llanto seguido se habían reducido, entonces llegó la siguiente vacuna, con sus efectos secundarios… y vuelta a empezar.

Volvimos a la doctora que de nuevo lo examinó y nos volvió a hacer las mismas preguntas. Probamos durante un fin de semana con leche sin proteína de la vaca, por si el bebé era intolerante (una leche con mal sabor que no le gustaba demasiado), yo dejé de comer lácteos, y volvimos a la consulta. Tampoco era ese el problema. 
La doctora reconoció que ya no había más pruebas que hacerle y nos derivó a la consulta de gastrointestinal, donde el médico lo examinó de nuevo, nos hizo las mismas preguntas y nos dio su conclusión. Eran cólicos del lactante.
He de decir que a veces los profesionales de la medicina tienen muy poco tacto para decir las cosas, parece que les cuesta mucho ponerse en tu lugar. Y desde luego no esperes que entiendan tu sufrimiento, porque el suyo, si lo han tenido, les queda ya demasiado lejos como para recordarlo y tener un mínimo de empatía contigo.

Pero bueno, mi consejo es que cuando estás sufriendo con tu hijo por los cólicos del lactante, recuerdes que hay luz al final del túnel, y que esto también pasará. Nosotros por suerte ya podemos contarlo en pasado, ya que cuando el duendecillo cumplió cinco meses dio un cambio bastante imponente, y pudimos dar los cólicos por finalizados.


Con todo, la maternidad siempre te proporciona más momentos buenos que malos, y hay que disfrutarlos al máximo, porque pasan y ya no vuelven. 

¿Cuál es tu experiencia con los cólicos? ¿Cómo les hiciste frente?
Cuéntanoslo, nos encantará conocer tu historia.

¡Feliz semana!

jueves, 22 de marzo de 2018

El colecho, ¿sí o no?

Desde antes de tener al peque ya estábamos dándole vueltas al tema: ¿lo metemos en nuestra cama o lo dejamos en el moisés directamente? No sabíamos qué hacer. Yo iba a darle pecho, pero también quería que Superpapi le diese algún bibe y que se fueran acostumbrando para cuando yo me volviese a incorporar al trabajo.

El caso es que en el hospital una experta en lactancia me enseñó a darle el pecho tumbada sobre la cama, y el renacuajo se cogió muy bien, así que todo empezó perfecto salvo por una cosa: al ser prematuro, no tenía la suficiente fuerza de succión y los primeros días perdió demasiado peso, con lo que tuvieron que pasarlo a una incubadora y empezamos a suplementarlo con biberones utilizando la técnica jeringa-dedo. Y entones empezó un periodo infernal hasta que por fin pudimos llevar una lactancia agradable y placentera (eso ocurrió al cabo de dos meses o quizá tres).

Una vez en casa, empecé a intentar hacer las tomas nocturnas como me habían enseñado: los dos tumbaditos en la cama, pero no lo conseguí, era como si ya hubiese expirado el periodo de prácticas y hubiésemos perdido lo aprendido. Por más que lo intenté no conseguía hallar la manera de dar el pecho en la cama, si él conseguía cogerse yo me encontraba en posiciones tan incómodas que no podía soportarlo, y cuando intentaba colocarme en una postura cómoda (después de ponerme tropecientos almohadones para la espalda) entonces era el peque el que se encontraba incómodo y se revolvía sin parar, así que al final me veía obligada a levantarme y dar la toma en el sofá. Aunque esto mejoró bastante cuando compramos un sillón de lactancia (para nosotros, una compra imprescindible que ya comentaremos en otro post).

Quizás algunas supermamis pensarán que soy muy torpe, que soy primeriza, bla bla bla… es posible, yo me siento muy torpe cuando oigo a otras supermamis hablando de lo fácil y cómodo que es dar el pecho sin tener que levantarse de la cama. Yo lo encontraba muy complicado.

Sin embargo, a partir de que el duendecillo cumpliera cuatro meses, observamos que se había producido un cambio muy grande. Un día, mientras Superpapi preparaba el baño, yo estaba tumbada junto al peque en la cama, esperando para desvestirlo, y él me miró el pecho (yo estaba vestida) y empezó a extender la mano hacia él como queriendo agarrarlo. Entonces pensé ¿en serio? Bueno, vamos  a comprobarlo. Así que me quité la parte de arriba y le acerqué el pecho. Él empezó a succionar como si nada, y yo alucinando. Entonces pensé: pues esta noche, a la cama. No para dormir, pero sí para darle el pecho.
Pero por lo visto ése no era el plan de mi bebé.
A ver, cuando se despertó a las cuatro de la madrugada y nos lo pusimos en la cama entre los dos, ahí sí que se cogió a mamar sin problemas. Pero cuando terminó y fui a cambiarle el pañal, entonces de repente se despertó y el pequeñajo quería fiesta. Conclusión, que tuve que volver a ponérmelo al pecho, pero esta vez arrullándolo. O sea que al final de colecho nada de nada.

Y ya me imagino que habrá supermamis que nos miren mal porque no hacemos colecho que es lo que se lleva ahora y es lo más. Pero igual que nos miran raro cuando digo que llevamos a cabo una lactancia mixta, yo me quedo tan tranquila y pienso: A ver, primero, que no tengo que dar explicaciones a nadie de mis razones, aunque las tenga y de sobra. Y  segundo, que el principal consejo al que hago caso por completo es: “Yo soy su madre y yo decido lo que voy a hacer porque considero que es lo mejor para él. Y punto.”

Sin embargo, con todo esto, voy a analizar los pros y los contras que, en mi opinión, tiene el llevar a cabo colecho con tu hijo.


Ventajas
Inconvenientes

   1. Tienes a tu hijo muy cerquita de tu cuerpo y él a ti del suyo, lo que le ayuda a descansar más relajado.

1.    Lo tienes tan cerquita que no descansas del todo, porque a menudo te despiertas para mirarlo y asegurarte de que está bien. (A mí me da pánico pensar que me quedo KO y lo pueda asfixiar o cualquier otra cosa).

   2. El bebé tiene siempre a mano tu pecho, sólo con despertarse y abrir la boca ya está tomando su lechita calentita.

2.    Para tener tu pecho a mano, tú debes tenerlo accesible, es decir, que o duermes sin ropa, o con el pijama bien abierto, lo que significa que si es invierno pasarás frío.







En este enlace de  Bebés y más podéis leer las principales ventajas del colecho.


Ojo que yo no me posiciono en ninguna de las dos opciones, que considero que el colecho es fantástico tanto para el bebé como para los papás, solo que a nosotros no nos ha funcionado como esperábamos.

¿Cuál es tu opinión sobre este tema? Puedes contarlo en los comentarios.

¡Feliz semana!

sábado, 17 de marzo de 2018

Cine y Vida

¡Hola a todos/as!
¿Cómo va ese fin de semana?
Aquí en Valencia estamos a tope con las Fallas, preparados para recibir a la primavera.
Quería explicar que he iniciado una nueva sección, que la inauguré el mes pasado con mi selección de películas para ver en San Valentín.
La he llamado "Cine y Vida", y mi intención es hablar de las películas que nos han marcado tanto a Superpapi como a mi... Pero no nos quedaremos ahí, porque aunque el título sea ése, también hablaremos de libros, series, programas, etc.
Haremos un pequeño análisis, con nuestra opinión y las razones por las que son importantes para nosotros.
Esperamos que lo disfrutéis y que compartáis vuestra propia opinión, si la tenéis.
Podéis dejar vuestros comentarios abajo.
¡Feliz semana!

domingo, 11 de febrero de 2018

Febrero, ¡qué mes!

Hola, amig@s.
Estrenamos mes nuevo, el mes de FEBRERO.
Me encanta este mes, porque a pesar del FRÍO (¿cómo van esas nieves?????)... Febrero nos trae muchas sorpresas: tenemos el CARNAVAL, tenemos SAN VALENTÍN, en Valencia se presenta el inicio de las FALLAS con el Pregón y la Crida, y cada cuatro años... un día de regalo. 

Pero de todo eso, voy a dedicar este post al DÍA DE LOS ENAMORADOS...



Siempre me ha gustado celebrarlo, aun cuando no tenía pareja. Cuando se lo explico a mis niños, les digo que hay muchas clases de amor, no sólo el amor de "novios", sino también el amor entre hermanos, el amor a nuestros padres, la amistad, etc.

Por otra parte, como cinéfila que soy, he hecho una lista de películas para ver estos días (solos o en compañía ;-) ), y la he hecho siguiendo el método del BULLET JOURNAL.



Evidentemente, hay muchísimas pelis románticas, y en internet podéis encontrar un montón de listas con las mejores o las más votadas. Personalmente, me ha gustado la lista de EL PAÍS, que recomienda las películas según tu situación personal.

Sin embargo, yo tengo mi top ten (en realidad, son 20, jeje), y hablo de películas que he visto y me han tocado hondo. Así que ahí va mi lista.

  1. LA PRINCESA PROMETIDA. Esta película es muy especial, por eso se merece un post propio. Sólo diré que tiene de todo, amor, humor, venganza, aventuras... Es una cinta que hay que volver a visionar cada cierto tiempo, es de ésas que te dejan con muy buen sabor de boca.
  2. TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA. Basada en una historia real, nos muestra la fuerza que hay que tener ante las imprevistas situaciones que te pone la vida por delante. Pero sobre todo, yo me quedo con el mensaje de que la mente es maravillosa, y nos conduce hacia el destino que nos corresponde.
  3. DIRTY DANCING. Película de culto donde las haya, con escenas memorables y frases míticas: "No dejaré que nadie te arrincone". Imprescindible... Pero hablo de la versión original, la de los 90, que conste. ;-)
  4. POSTDATA TE QUIERO. Otra película para volver a ver de vez en cuando, aunque sea para llorar a moco tendido, jeje.
  5. EL DIARIO DE NOAH. Esta también da pie a alguna que otra lagrimilla, aunque te deja la idea de que nunca es tarde para una segunda oportunidad. Se basa en la novela homónima de Nickolas Sparks, y si no la habéis leído, os la recomiendo al ciento por ciento.
  6. EL DIARIO DE BRIDGET JONES. No podía faltar Bridget Jones en mi top ten, aunque sólo sea para tomarnos esto del amor con un poco de humor.
  7. DON JUAN DE MARCO. El pulso intergeneracional siempre es interesante, y más todavía cuando se trata de dos gigantes de la pantalla (Marlon Brando y Johnny Deep).
  8. GHOST. Of course, Ghost, película romántica por excelencia. Y Patrick Swayze haciendo doblete en la lista (si es que este hombre nos traía locas!!!!). La combinación perfecta de lágrima y risas (enorme, Whoopy Goldberg) para una tarde de sofá y palomitas.
  9. LA CASA DEL LAGO. Otra historia preciosa, con alguna lagrimilla y mucha magia.
  10. ALGO PARA RECORDAR. La pareja eterna, Meg Ryan y Tom Hanks, se vuelven a encontrar. Estos dos tienen un montón de comedias romanticas juntos, pero he elegido ésta porque es mi favorita, por la ternura que desprende y por sus guiños a la clásica Tú y yo (el encuentro en el Empire State, entre otras cosas). Además recoge la guerra de los sexos de una manera bastante simpática.
  11. EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON. Basada en un relato breve de F. Scott Fitzgerald (autor de El gran Gatsby), nos cuenta una preciosa historia de amor, con sus altibajos, y con una dificultad añadida (el protagonista nace viejo y va al revés en el tiempo)
  12. UN PASEO POR LAS NUBES. Preciosa cinta con una bella Aitana Sánchez-Gijón, y otro que hace doblete en mi lista, Keanu Reeves. Aunque a veces un poco predecible, es una historia muy dulce.
  13. BAJO EL SOL DE LA TOSCANA. Una historia de amor poco corriente, ya que empieza por el final, cuando la protagonista es abandonada por su pareja, y lo deja todo para empezar de nuevo. Nos ayuda a darnos cuenta de todas las cosas que debemos valorar en nuestra vida, y de las que a veces no somos conscientes.
  14. EDUARDO MANOSTIJERAS. Otra peli de culto, con una historia muy descabellada. Como un cuento de hadas, pero al estilo de Tim Burton.
  15. NOTTING HILL. Otra combinación de amor y comedia, principalmente creada por el elenco de personajes peculiares que se nos presentan en el entorno del protagonista. Además, genera un debate alrededor de la separación entre vida privada y vida pública bastante interesante. 
  16. CITY OF ANGELS. En este caso, la magia viene dada desde el cielo, ya que el protagonista es un ángel que se enamora de una humana. Te enseña que la vida es impredecible, y que a veces no podemos hacer nada por cambiar las cosas, por mucho que nos esforcemos. Pero debemos aprender a valorar lo que tenemos y lo que hemos tenido.
  17. CONOCES A JOE BLACK. Otra historia con elementos sobrenaturales (no spoiler, por si no la habéis visto, aunque me parece difícil). Muy tierna, y con un secundario de lujo, el fantástico Anthony Hopkins.
  18. EL GUARDAESPALDAS. Esta también de los noventa, que plantea el mismo dilema de Notting Hill, pero en un contexto distinto. Una cantante famosa contrata nuevo guardaespaldas... La canción "I will always love you" ha marcado a varias generaciones.
  19. TRES BODAS DE MÁS. Quería incluir una española, y qué mejor ejemplo que ésta, que es un poco al estilo de Bridget Jones, pero rozando el humor negro. Muy divertida.
  20. LA NOVIA CADÁVER. Y para cerrar esta lista, añado una historia totalmente fuera de lo común. Es Tim Burton 100%, eso sí, en animación. También para pasar un buen rato. 
Bueno, pues esta es mi lista top ten, aunque tengo muchas más 😉. Espero que las disfrutéis, o las rememoréis si ya las habéis visto. También podéis dejar vuestra opinión en los comentarios, nos encantará leerlos.

¡Feliz semana!
¡Feliz San Valentín!

jueves, 4 de enero de 2018

Queridos Reyes Magos...

Queridos Reyes Magos,

Aunque ya proliferan por las redes sociales montones de cartas para vosotros, yo también quiero escribir la mía, con algunas peticiones para vosotros.


En primer lugar, quiero recordaros que menos es más.

Ningún niño es más feliz por tener más juguetes, al contrario, lo importante de estas fiestas es encontrarse con sus familiares, tíos, abuelos, primos, con los que compartirán  sus cosas y con los que jugarán, aunque sea con una caja (el Duendecillo tiene miles de juguetes, y sin embargo se pasa horas jugando con una simple caja de cartón :))).

En segundo lugar, os pido que no permitáis que ningún niño sea juzgado por los prejuicios de la sociedad.

Si un niño quiere una cocinita y una niña quiere coches para jugar, no hay problema... Quizás sea así como empezaron sus carreras Alberto Chicote o María de Villota (tristemente desaparecida en 2013).

Un comentario aparte requieren los juegos que incitan a la violencia. Ésos no nos gustan. Pero más en concreto, si hablamos de videojuegos, es fundamental tener claras una serie de premisas antes de elegirlos.

1. Los videojuegos ya vienen catalogados por edad recomendada. Si no encontramos esta indicación, generalmente basta con leer la sinopsis del juego para saber si es adecuada o no para el niño en cuestión.

2. No estáis obligados a regalar el que pide el niño. A veces los niños piden juegos que han visto jugar a otros niños mayores y los quieren para sentirse eso, mayores. Pero entonces se encuentran frente a contenidos que no son adecuados para ellos. Hay muchos más juegos donde elegir, cuyos objetivos son mucho más educativos e igual de entretenidos.

3. También es buena idea elegir videojuegos que potencien el juego con otros niños, en equipo, etc. Pero no en línea, sino mas bien en compañía, por aquello de relacionarse con otros cara a cara.



Por último pediros que, aunque sabemos que no llegaréis a todos los niños por igual (a algunos ni siquiera llegaréis), al menos mantengáis la ilusión en sus corazones.

Porque los niños deben seguir siendo eso, niños.

Muchas gracias por vuestra atención y feliz Año Nuevo.

¡Feliz Año Nuevo a todos y todas!


sábado, 30 de diciembre de 2017

FELIZ NAVIDAD

Algunos lo llaman Festival de Navidad... Otros Festival de Invierno... El hecho es que en todos los coles celebramos una fiesta para dar la bienvenida a las vacaciones más esperadas por los peques. Ya sean villancicos, bailes, representaciones o un Belén viviente, cada niño tiene su papel.
Es lo que nos indica que la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos está cada vez más cerca.


Y los niños excitadísimos, como grillos saltando dentro de una caja.

Mientras tanto nosotros, maestros y papás, intentamos mantener la ilusión de los pequeñajos, a pesar de que parece que los medios están confabulados para romperla. Anuncios, series y películas dejan al descubierto demasiada información.
Lo que me sorprende es que aun así, los niños parecen ajenos a toda esta farsa consumista que invade todo durante estos días.
Ellos siguen inmersos en la magia. Y nos la contagian a nosotros.
Las Navidades son unas fiestas muy especiales, nos reunimos con nuestros seres queridos, compartimos la mesa con aquellos a los que no vemos a menudo...
Pero no hay duda de que unas Navidades con niños alrededor son doblemente especiales.

La Navidad está para que saquemos a bailar a nuestro niño interior.

Espero que las disfrutéis tanto como nosotros.


¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO!